Ahora 12: las tasas reales negativas frente a una expectativa de inflación por encima del 50% impulsan el plan

Luego de que venciera el 31 de enero, la Secretaría de Comercio extendió el programa Ahora 12 de financiación de compra de bienes y servicios con tarjeta de crédito hasta el 30 de junio próximo por lo que seguirán vigentes los planes de pago en 3, 6, 12, 18 y 24 cuotas, aunque con una actualización de los intereses: se dispuso una tasa nominal anual del 31% en los tres primeros y del 36% en los dos restantes.

Especialistas en consumo dijeron a Infobae que como consecuencia de que las tasas reales continuarán siendo negativas, frente a una inflación que se ubicará en un 55% en 2022 de acuerdo a las proyecciones de los analistas de mercado que releva todos los meses el Banco Centralel programa de financiamiento cobrará impulso entre los consumidores.

“Frente a expectativas de una inflación sostenida en niveles elevados, la continuidad de los plazos de financiamiento más largos favorece la demanda de bienes durables con un elevado precio unitario”, dijo a este medio el economista Santiago Manoukian. Y destacó que “la continuidad del esquema de financiamiento a 24 cuotas fijas para rubros como electrodomésticos, electrónica de consumo, bicicletas y muebles, así como las 12 cuotas para indumentaria y calzado -la última renovación habían vuelto a tener 12 cuotas porque en marzo se habían reducido a 6- mejoran las condiciones de acceso a estos bienes”.

“Con un consumidor que suele concentrarse más en el valor de las cuotas que en el costo financiero de la operación, extender los plazos luce atractivo para esta clase de bienes. Ahora bien, el impacto sobre la balanza comercial de divisas podría ser negativo si la iniciativa resultara un éxitoSi bien se persigue el objetivo de fomentar la producción de industria nacional, si se lograra un boom de ventas con el nuevo plan podría provocar una mayor demanda de divisas para la importación de insumos, poniendo en jaque la estrategia oficial de mantener anestesiadas las presiones cambiarias”, advirtió Manoukian."Si bien se persigue el objetivo de fomentar la producción de industria nacional, si se lograra un boom de ventas con el nuevo plan podría provocar una mayor demanda de divisas para la importación de insumos", dijo a Infobae el economista Santiago Manoukian (Reuters)

«Si bien se persigue el objetivo de fomentar la producción de industria nacional, si se lograra un boom de ventas con el nuevo plan podría provocar una mayor demanda de divisas para la importación de insumos», dijo a Infobae el economista Santiago Manoukian (Reuters)

En esa línea, Pablo Besmedrisnik, de la consultora Invenómica, dijo que el país se está adentrando en un período en el persistirán por un tiempo “altas tasas de inflación con la novedad del incremento en las tasas de interés por parte del Banco Central. Si a eso se le suma una perspectiva de continuidad y profundización en la devaluación del peso, crece el atractivo de este tipo de programas de financiamiento, que establecen una tasa fija y real negativa”.

La menor de las tasas

Asimismo, remarcó: “El beneficio de acceder a estos planes es evidente. Las tasas del programa están entre el 31% y 36% anual, en comparación con una inflación esperada para el 2022 superior al 50%, tasas de interés por préstamos personales por encima del 55%; y una devaluación de que en su versión oficial se podría acercar al 60 por ciento”.

Para el economista, a nivel general hay espacio para la continuidad en el crecimiento. “Por caso, durante noviembre de 2021 -último relevado- el consumo en los centros de compras fue en términos reales un 19% menor que igual mes de 2019, referencia previa a la pandemia”, analizó.

Las tasas del programa están entre el 31 y 36%, contra una inflación esperada para el 2022 superior al 50%, tasas de interés por préstamos personales por encima del 55% y una devaluación que se podría acercar al 60% (Besmedrisnik)

En ese marco, agregó que la evolución sectorial del programa dependerá del derrotero que tenga el consumo en general. “Es probable que en tiempos de incertidumbre macroeconómica prevalezcan los plazos largos, y compras con alto componente de insumo importado o precios rápidamente ajustables. Los bienes durables o semi durables como electrodomésticos o artefactos o insumos para la construcción son candidatos a ocupar un espacio importante”, dijo a Infobae.

Cabe mencionar que entre las modificaciones a la modalidad vigente hasta hoy se destaca la supresión del plan de 30 cuotas y los incrementos de los topes de las operaciones alcanzadas por el programa en el caso de las motos, que pasó de $250.000 a $300.000, y de anteojos y lentes de contacto, de $15.000 a 20.000 pesos.

En el caso de las motos, el monto máximo a financiar pasó de $250.000 a $300.000 (Honda)En el caso de las motos, el monto máximo a financiar pasó de $250.000 a $300.000 (Honda)

La decisión de dejar sin efecto el plan de 30 cuotas se basó en que en los monitoreos periódicos de Comercio Interior “se evidenció una baja incidencia en la utilización de financiamiento para la adquisición de bienes y servicios” en ese plazo, según los considerandos de la norma publicada en el Boletín Oficial.

Creo que el programa Ahora 12 puede ganar impulso considerando los niveles de inflación actuales, sobre todo en los rubros de electrodomésticos y tecnología -computadoras, heladeras, entre otros-, así como indumentaria, que son los productos que en general tienen más peso dentro de ese programa”, dijo a Infobae la economista Yanel Llohis.

No obstante, consideró: “No creo que la renovación genere un impulso demasiado fuerte a la actividad económica por sí solo, sobre todo considerando las limitaciones que todavía existen sobre las importaciones ante la escasez de reservas internacionales”.

Para Damián Di Pace, director de Focus Market, en términos reales frente a una inflación proyectada superior al 50% en los próximos 12 meses, “el programa resulta conveniente incluso incluyendo el costo financiero de la operación”.

Comprar bienes durables como electrodomésticos de la línea blanca, informática y computación es beneficioso frente a la aceleración de la corrección del tipo de cambio oficial (Di Pace)

“El consumo con tarjeta de crédito sigue creciendo a través de estos programas representando 26% de las operaciones totales. Comprar bienes durables como electrodomésticos de la línea blanca, informática y computación es beneficioso frente a la aceleración de la corrección del tipo de cambio oficial por el cual se mueven estos precios. A su vez, tanto bicicletas, indumentaria y calzados con bienes que se financian mucho con este tipo de programas. Sin embargo, en esta nueva edición del Ahora 12 se decidió no incluir nuevamente Smartphone que hoy es de un uso y necesidad esencial en la población”, analizó el especialista.

Composición del programa y topes

Según lo establecido por la Secretaría de Comercio, los planes de pago vigentes son en 3, 6, 12, 18 y 24 cuotas, con una tasa nominal anual del 31% en los tres primeros y del 36% en los dos restantes. En total, forman parte del programa 32 rubros de productos y servicios producidos y comercializados internamente.

El rubro indumentaria es uno de los más buscados para financiar las compras con el programa Ahora 12 (NA)El rubro indumentaria es uno de los más buscados para financiar las compras con el programa Ahora 12 (NA)

Todos los productos y servicios de todas las modalidades de financiación -3, 6, 12, 18 y 24 cuotas- se pueden adquirir mediante compra online y en los locales adheridos de todo el país, los 7 días de la semana, con todas las tarjetas de crédito con las que se encuentre adherido el comercio, quienes deben exhibir el logo del programa.

La Secretaría de Comercio estableció un tope máximo para cada plan de financiamiento. Si bien muchos comercios no cobran interés, hay que tener en cuenta que el máximo interés que pueden cobrar sobre el precio de contado es:

-3 cuotas: 3,97%. Con el plan anterior el máximo era de 3,1%. Si se realiza una compra por $1.000 resultarán 3 cuotas de $346,58. La Tasa Nominal Anual (TNA) es de 31 por ciento.

-6 cuotas: 7,95%, contra el 6,01% del plan anterior. En este caso, si se realiza una compra por $1.000 entonces se pagarán cuotas fijas de $179,92. La TNA también es de 31 por ciento.

-12 cuotas: 16,19%, versus 11,48% del plan anterior. Así, si se lleva a cabo una compra por $1.000 se deberán abonar 12 cuotas de $96,83. En tanto, la TNA es de 31 por ciento.

-18 cuotas: 29,10%, contra 16,52% del plan anterior. En ese sentido, si se hace una compra por $1.000 se abonan 18 cuotas de $71,72. La TNA es de 36 por ciento.

-24 cuotas 39,79%, versus 23,27% del programa anterior. Si se realiza una compra por $1.000 entonces se deben abonar 24 cuotas de $58,24. En este caso, la TNA es del 36 por ciento.

La Secretaría de Comercio estableció un tope máximo para cada plan de financiamiento

Cuáles son los rubros incluidos

Desde Desarrollo Productivo destacaron que esta renovación del programa mantiene todos los rubros previos y ofrece planes de financiación hasta en 24 cuotas con tasas de interés subsidiadas en productos de línea blanca que incluyen calefones, heladeras, congeladores, freezers, aires acondicionados, climatizadores de aire y/o ventilación, lavavajillas, lavarropas y secarropas, cocinas, hornos, anafes, calefactores, estufas y termotanques.

Los bienes de línea blanca impulsan el consumo con el plan Ahora 24 con tasas subsidiadas

Los bienes de línea blanca impulsan el consumo con el plan Ahora 24 con tasas subsidiadas

También remarcaron los analistas que las 24 cuotas se pueden encontrar en muebles para el hogar; bicicletas; colchones; neumáticos; accesorios y repuestos automotores; computadoras, notebooks y tablets (de fabricación nacional); televisores y monitores; y pequeños electrodomésticos.

Del mismo modo, están disponibles para la compra de materiales y herramientas para la construcción como arena, cemento, cal, yeso, ladrillos, hierro, chapa, aberturas, maderas, cerámicos, sanitarios, caños, tuberías, grifería, membranas, tejas, pintura, vidrios, herrajes y pisos de madera.

Están disponibles para la compra de materiales y herramientas para la construcción

Por otra parte, fuentes oficiales detallaron que el rubro recientemente incorporado de artículos durables de cocina, que comprende productos como ollas, cacerolas, sartenes y planchas -todos de aluminio- se mantiene en el plan de 12 cuotas, al igual que los rubros de indumentaria y calzado, mientras que las bicicletas (inclusive eléctricas) continúan en los planes de 3, 6 y 24 meses.

En el caso de los juguetes y juegos de mesa de fabricación nacional, los planes son de 3, 6, 12 y 18 cuotas.

FUENTE: https://www.infobae.com/economia/2022/02/06/ahora-12-las-tasas-reales-negativas-frente-a-una-expectativa-de-inflacion-por-encima-del-50-impulsan-el-plan/