Los cines, entre la agonía y las esperanzas de poder abrir sus puertas en enero

Los cines cerraron sus puertas en marzo, con la cuarentena, y no volvieron a abrir. Las aperturas graduales que se fueron dando desde mediados de año no los incluyeron por tratarse de una actividad de riesgo y hoy siguen en la misma situación, aún cuando ya otros espectáculos a puertas cerradas funcionan, como es el caso de los teatros.

En el Gobierno nacional afirman que ven lejos la habilitación y argumentan: “Son las distintas jurisdicciones las que tienen que pedir la excepción a la prohibición, con los respectivos protocolos consensuados”. Y en las provincias no dan señales claras al sector sobre cómo marchan esas negociaciones. En el medio, hay una industria que agoniza, de la que dependen 5.000 puestos de trabajo directos y otra cifra similar indirectos, y que está desesperada por abrir sus puertas aún con un aforo del 30 por ciento.De esta industria dependen 5.000 puestos de trabajo directos y otra cifra similar indirectos, los empresarios están dispuestos a abrir sus puertas aún con un aforo del 30% de la capacidad

“Desde hace 60 días estamos bregando por abrir. Si no lo hacemos en enero, sería terrible porque tampoco podemos despedir gente. Hace diez meses que estamos viviendo con el aporte del Estado para los trabajadores (ATP), pero con pérdidas millonarias”, manifestó a Infobae el presidente de la Cámara Argentina de Exhibidores Multipantallas (CAEM), y CEO de Cinemark y Hoyts Argentina, Martín Álvarez Morales, quien agregó que se está trabajando como sector con todas las jurisdicciones para poder abrir y que la expectativa está en poder hacerlo para los primeros días del mes próximo.

Con el gobierno porteño, concretamente, se está avanzando con el protocolo aprobado para el teatro aggiornado para agregarle el servicio de gastronomía, pero por ahora no enviaron el pedido a Nación. Lo mismo están haciendo en Mendoza, Salta, Córdoba, Neuquén, Santa Fe y provincia de Buenos Aires. “Hay muchos cines que no van a abrir. Hubo algunos independientes en el interior que ya han cerrado. Las grandes tal vez cierren alguna sala, pero tratarán de seguir aguantando”, dijo Álvarez Morales.

Por su parte, el director de los cines Showcase, Oscar García, dijo a Infobae: “Se viene trabajando desde hace meses con toda la industria presentando protocolos y tratando de que entiendan de que se está haciendo todo para que el cine sea seguro”.

Según el directivo, las autoridades cordobesas y de Rosario les han transmitido que están listos para permitirles abrir pero están esperando que cese la prohibición nacional de la actividad, que vence el 20. “Estamos muy expectantes de que eso ocurra. Lo que no logramos entender es por qué teatros, casinos, bingos y restaurantes están abiertos, y nosotros no. Ahí hay una incongruencia, una situación de diferencia que no tiene sentido”, se quejó García.

El empresario de Showcase sumó malestar con respecto al fin del programa ATP, mediante el cual hasta ahora el Estado ayudó al sector a pagar parte de los salarios de sus trabajadores. Pero el Gobierno ya confirmó que diciembre es el último mes y que luego continuará con los REPRO. “El ATP lamentablemente ha ido bajando. Este mes es de 1,3 salarios mínimos. Mientras más cuesta arriba se nos hace la situación, menos ayuda recibimos”, planteó García.Los cines están cerrados desde marzo y corren peligro 5.000 puestos de trabajo directos y otro monto similar de indirectos
Los cines están cerrados desde marzo y corren peligro 5.000 puestos de trabajo directos y otro monto similar de indirectos

Si bien durante los primeros meses de la pandemia, muchos de los empresarios del sector se resistían a abrir por la falta de estrenos, hoy aseguran que ya hay material y que no se puede seguir con las puertas cerradas. Entre los títulos que podrían verse en la pantalla grande en enero, si es que finalmente los autorizan, se destacan: Tenet; Los nuevos mutantes; The Croods; La noche mágica; y la segunda versión de Mujer Maravilla.

El empresario remarcó que esta situación también afecta a la industria nacional de producción de cine, ya que el 10% de lo que los espectadores pagan por la entrada se destina al Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) para financiar la producción local de películas. Con los cines cerrados, la recaudación de los últimos nueve meses fue nula, por lo que “eso va a generar un bache muy grande de producciones de películas”, anticipó el director de Showcase.Esta situación también afecta a la industria nacional de producción de cine, ya que el 10% de lo que los espectadores pagan por la entrada se destina al Incaa

“Necesitamos empezar a funcionar porque no podemos seguir cerrados. Además, cuanto más tiempo seguimos cerrados, más tiempo se pierde el cine de poder exhibir. El negocio se perjudica más. La distribución depende de la exhibición y la exhibición, de la distribución”, opinó el CEO de los cines Multiplex, y además miembro de la Federación Argentina de Exhibidores Cinematográficos (Fadec), Gabriel Feldman.

Si bien reconoció que trabajar con un aforo del 30% será difícil para sostener los costos fijos, hay que arrancar con lo que se pueda. Y agregó: “Esperamos poder abrir los primeros días de enero. Los cines estamos listos para abrir y brindarle a los espectadores toda la seguridad. Podemos garantizar el distanciamiento”.

¿Cómo sería el protocolo?

El sector tiene un protocolo consensuado y presentado a todas las jurisdicciones pertinentes, pero aún no está aprobado. Y en Capital Federal se está avanzando con el mismo autorizado para los teatros. Lo que plantea concretamente el diseñado por el sector es un distanciamiento por medio de burbujas/grupos sociales con un máximo de seis personas, que estarían separadas hacia los costados por dos butacas y hacia adelante y atrás, por una.Distanciamiento por medio de burbujas/grupos sociales con un máximo de seis personas

Además, reducirán la cantidad de funciones para espaciar a la gente y evitar las aglomeraciones. De todas maneras, de autorizarse la actividad, la expectativa es que el aforo no supere el 30%. Por otra parte, aseguraron los empresarios consultados, las compañías realizaron inversiones en sanitización y pulverizarán las salas antes y después de cada función, con aplicación del producto en cada uno de los asientos. También trabajaron en el cambio más acelerado de los filtros de los aires acondicionados, dijeron las fuentes.

Por otra parte, se exigirá distanciamiento en las filas a partir de la demarcación en el piso para las esperas, regirá la obligación de usar barbijos permanentemente, y habrá protecciones de acrílico que separarán a los empleados de los clientes en las boleterías y los lugares de despacho de comida. Para evitar la compra de los tickets de forma presencial, las empresas avanzaron en los sistemas de venta digital y lo reforzarán a partir de la reapertura, al igual que para la compra gastronómica.

FUENTE: https://www.infobae.com/economia/2020/12/20/los-cines-entre-la-agonia-y-las-esperanzas-de-poder-abrir-sus-puertas-en-enero/