9 de julio en Tucumán: a qué hora llega el presidente Alberto Fernández

Este sábado 9 de julio, Tucumán llevará a cabo los actos protocolares por un nuevo año de la Independencia de Argentina. 

Tras entonar las estrofas del Himno Nacional, minutos después de las 00, en un acto que unió tanto al oficialismo y oposición, tanto a nivel provincial como nacional, hoy se espera la llegada del presidente Alberto Fernández, que arribará a la provincia alrededor de las 11.30.

El Jefe de Estado no estará en el chocolate caliente que se repartirá el sábado a las 7.30 en la plaza Independencia, como tampoco en el izamiento de las 8.30, ni en el Tedeum de las 9. El que sí estará encabezando las actividades protocolares es el gobernador Osvaldo Jaldo.

Inmediatamente en suelo tucumano, el mandatario se dirigirá a la Casa Histórica, donde llevará adelante las acciones protocolares y luego se espera de un breve discurso que se emitirá por Cadena Nacional. 

Luego, el Presidente, junto a Jaldo y el Jefe de Gabinete, Juan Manzur, se dirigirán al barrio Manantial Sur, donde entregarán la casa número 50.000 de su gestión. 

La reaparición en público de Alberto Fernández será la primera tras la renuncia de Martín Guzmán, que sacudió los cimientos del gobierno y provocaron que el panorama de Argentina sea cada vez más complejo, tanto política como económicamente.

En las últimas horas, medios nacionales se hicieron eco de algunos rumores de renuncia, que fueron desmentidos por distintos integrantes del oficialismo. 

“Cerruti intentó llevar calma en un día que tuvo muchas versiones a la espera de que Silvina Batakis complete su gabinete”, aseguró el periodista acreditado en Casa Rosada, Alejandro Gomel, que fue entrevistado por el diario Perfil. Luego completó: “Hubo anuncios con un cambio en las cuotas de los freeshop”.

“Hubo rumores alimentados por la ausencia pública de Alberto Fernández, quien no habla desde el último viernes”, disparó el entrevistado. “Hubo varias reuniones entre Cristina Kirchner, Sergio Massa y el presidente que el Gobierno desmiente”, aseguró.

El encuentro desmentido entre los dirigentes fue reflejado por el sitio por la periodista Stella Gárnica para el sitio A24 que aseguró que el Presidente y la vicepresidenta mantuvieron una segunda reunión ultrasecreta en una semana, a la que esta vez se sumó el titular de la Cámara de Diputados.

“El nuevo encuentro fue el miércoles a la noche, en la residencia de Olivos, donde Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Sergio Massa, compartieron una cena en la que hablaron de darle tiempo a la nueva ministra de Economía, Silvina Batakis, para que arme su equipo económico y se estabilicen las expectativas entre empresarios, comerciantes y en la gente, en general, tras la tormentosa renuncia del ex ministro de Economía, Martín Guzmán”, explicó Gárnica.

En ese sentido, señaló que “un altísimo funcionario cercano a la vicepresidenta Cristina Kirchner, admitió este jueves que ninguno de los tres analizaron la posibilidad de renunciar, como circuló durante toda la jornada en redes sociales y confirmó como había dicho el jefe de Gabinete, Juan Manzur, bien temprano a la mañana, por ahora ‘no hay más cambios de gabinete’”, añadió.

Este viernes por la tarde, Cristina Fernández Kirchner encabezó un acto en El Calafate en el marco de la inauguración del Cine Teatro Municipal, junto a la gobernadora Alicia Kirchner y el ministro de Educación, Jaime Perczyk, donde puso paños fríos a la interna oficialista.

 «No voy a revolear ningún ministro», aclaró, tras la renuncia de Martín Guzmán durante su discurso del sábado pasado, y reprochó que la misma fue «fue un acto de irresponsabilidad y de desestabilización institucional» y “un gesto de ingratitud” para con el presidente Alberto Fernández. 

«En este episodio que hemos vivido donde el pasado día sábado nos enteramos de la intempestiva renuncia del ministro de economía. Fue un inmenso acto de irresponsabilidad política porque yo, todos los espacios, todos los lugares institucionales que he ocupado en toda mi vida, fueron por voto popular», remarcó la vicepresidenta.

En ese sentido, planteó: «Tenemos que tener responsabilidad política ante la sociedad. Fue un acto de desestabilización institucional. Cómo está el mundo, cómo está el dólar, hacerlo enterar al Presidente de una renuncia por Twitter no me parece bien. No me parece bien por la sociedad en su conjunto y finalmente me parece un gesto de ingratitud hacia el propio Presidente. No niego las diferencias, pero este Presidente había bancado a ese ministro como a nadie enfrentado inclusive con su propia coalición. ¿Se merecía eso?».

FUENTE: 9 de julio en Tucumán: a qué hora llega el presidente Alberto Fernández – Tucumán – el tucumano