Cuándo pueden secuestrar un vehículo los agentes municipales de tránsito

No son pocas las ocasiones en que las redes sociales exponen un proceder irregular de los agentes municipales de tránsito: recibiendo algo indebido de mano de infractores o secuestro de vehículos insulto y forcejeo mediante.
Según establece el artículo 299° del Código de Tránsito de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, hay once razones por las que un agente de tránsito puede disponer el secuestro de un vehículo, ya sea particular (sin importar el tamaño), transporte público o carga y descarga de mercadería. Las faltas a la Sanidad e Higiene, Ecología y Medio Ambiente (normadas por el Código de Faltas Municipal) también habilitan al rapto de un rodado.

Razones para el secuestro de un vehículo
– Por faltas de tránsito:
1) Carencia total o parcial de chapa patente, su adulteración o ilegibilidad.
2) Carencia de la licencia de conductor, o su falta de renovación en caso de estar vencida.
3) Circular con escapes libre o ruidosos, o por utilizar bocina antirreglamentaria.
4) Por conducir en estado manifiesto de ebriedad, o bajo la acción de tóxicos o estupefacientes o con alteraciones físicas o psíquicas que imposibiliten la normal conducción del vehículo.
5) Cuando un vehículo de manera manifiesta obstaculice el tránsito o reste fluidez o seguridad a la vía.
6) Por violar luz roja del semáforo, o tránsito cortado por el agente.
7) Abandono del vehículo en la vía pública por más de 24 horas.
8) Carecer de tarjeta verde o similar.
9) Por estacionamiento indebido ya sea en calle de estacionamiento prohibido, en ochava, paradas de ómnibus, taxis, o transporte escolar, en reservados oficiales, entrada a garaje o playa de estacionamiento público o privado autorizados por la Municipalidad, en vereda en doble fila, dentro del casco antiguo de la ciudad, a la izquierda o cuando haya vencido el plazo del estacionamiento, en calles o zonas de estacionamiento pagado.
10) Por orden de los jueces del Tribunal Municipal de Faltas.
11) Por expresa disposición escrita de las autoridades de tránsito fundadas en razones de orden y seguridad público.
– Por faltas a la Sanidad e Higiene, Ecología y Medio Ambiente:
ARTICULO 83º.- (Texto modificado por Ordenanza Nº 3.011/01). La emisión de gases tóxicos producidos por automotores que exceden los valores permitidos en las normas legales pertinentes, será sancionada con multa de $ 900.000.- a 4.000.000.- de pesos y/o secuestro de la unidad. El Juez podrá disponer además, la inhabilitación para circular, hasta 30 días.

Pero como toda norma, existen excepciones. Según establece el artículo 300° del Código de Tránsito, el secuestro de vehículos y posterior remisión de los mismos al corralón municipal estará sujeto a la presencia del dueño al momento de detectarse la contravención. Si el infractor se encontrara presente, el agende deberá instarlo a mover su rodado y a labrar el acta correspondiente con citación a comparecer ante un Juez de Faltas.
ARTICULO 300º.- En el caso del artículo 299º inciso 9) la inmovilización y/o retención y remisión del vehículo a los corralones municipales, no se efectuarán si el conductor del vehículo en contravención se hallare presente y puede moverlo por sus propios medios para hacer cesar inmediatamente la falta, en cuyo caso solo se procederá a labrar la correspondiente acta de comprobación.Otro dato a tener en cuenta es que el secuestro de cualquier vehículo en ningún caso deberá superar los 30 días, salvo que se trate de una infracción por transporte ilegal de pasajeros, en cuyo caso la medida podrá extenderse por seis meses.

“Todos los procedimientos están bien hechos”
Una reciente filmación reavivó la discusión que forma parte de la agenda diaria de todos los tucumanos y que motiva la siguiente pregunta: ¿pueden los uniformados hacer lo que hacen? Un taxista discute con al menos tres agentes de tránsito, uno de ellos a bordo de su taxi y empuñando las llaves de la unidad ante el pedido insistente del chofer. Un grupo de personas les demandan a los uniformados la restitución del vehículo, mientras denuncian la falta de documentación del conductor de la traffic municipal que traslada a otros agentes y que circula por las calles céntricas en busca de infractores.

“Se intenta dar a la fuga, poniendo en peligro la vida del inspector. El semáforo de la Avellaneda y Francia lo detiene. Los inspectores lo alcanzan y el que va de acompañante sube al vehículo y le dice que lo llevan al corralón. El hombre se dirige hacia el corralón, que está en San Juan y Ejército del Norte, ahí él clava el freno de mano y frena bruscamente frente a una casa de sepelios, sabiendo que hay taxistas en la esquina para que se arme el lío que se armó, y esto salió mal”, detalla Enrique Romero, subsecretario de Tránsito de la Municipalidad de la Capital, en diálogo con eltucumano.com.
El funcionario asegura que el hecho reviste una gravedad mayor aún, ya que el vehículo en cuestión pertenecería a una funcionaria municipal del área económica, quien será citada en los próximos días para dar explicaciones sobre el chofer de la unidad.
Romero, además, cuestiona la reacción de la gente ante los operativos de control de tránsito. “Vos vas en la moto, vas sin casco y te detengo. Empezás a gritar que ‘coimero’ que ‘me quieren coimear’, las chicas dicen ‘me está tocando’; se arma un bardo terrible y tenés que terminar dejando”, reclama y ratifica: “todos los procedimientos están bien hechos. Que por ahí puede haber una mala reacción, sí, puede ser, por ahí los inspectores están cansados. Los taxistas son expertos en pararse mal en la calle; no respetan, son terribles”.

Un toque de humor
La rivalidad entre agentes municipales de Tránsito y ─principalmente─ motociclistas data de tiempos inmemorables. Denominados por el lenguaje popular como “zorros tucumanos”, el programa de cable ‘El Chow del deporte’ supo retratar, en 2010, lo que parece haberse convertido en un nuevo oxímoron de la tucumanidad.

También el afamado y extinto ciclo ‘República de Tucumán’ se hizo eco de la figura de los uniformados municipales. En su honor, realizaron una miniserie de 19 capítulos sobre el día a día de un grupo de agentes que multaban hasta niños en los juegos de las plazas.

fuente: http://www.eltucumano.com/noticia/actualidad/259472/cuando-pueden-secuestrar-vehiculo-agentes-municipales