Proyecto de Nueva Ley de Enfermería de Yedlin

En el Museo del Bicentenario, el diputado nacional por Tucumán Pablo Yedlin (Frente de Todos) presentó al presidente Alberto Fernández el proyecto de Promoción de la Formación y del Desarrollo de la Enfermería, conocida como Nueva Ley de Enfermería, que busca a grandes rasgos jerarquizar el rol de enfermeras, enfermeros y auxiliares de todo el país.


Junto a los ministros de Salud y Educación, Carla Vizzotti y Nicolás Trotta, Alberto Fernández acompañó la presentación del proyecto del tucumano Yedlin, que definió como “un acto enorme de reparación” para con los enfermeros y enfermeras de la Argentina. Se destacó la presencia de Héctor Daer Carlín West Ocampo entre los concurrentes.


Tras homenajear a los enfermeros fallecidos en el marco de la pandemia, Fernández propuso que “en memoria de todos esos y porque merecemos ser una sociedad mejor, demos un paso más Pablo, y avancemos en esta Ley”.


(Foto: Twitter @pyedlin)

(Fotos: Presidencia)

La ministra Vizzotti resaltó que los enfermeros y enfermeras “están en cada lugar que se los necesita, con muchísima dedicación y muchísimo amor”, y recordó que “estuvieron antes de la pandemia y van a seguir estando después, por eso es tan importante esta ley federal y que cree una política nacional, federal, integral, de calidad, seguir trabajando para el fortalecimiento del recurso humano con una mirada participativa”.

Al presentar su iniciativa, Yedlin advirtió que “no hay reforma de salud en ningún lugar que no deba empezar por evaluar su recurso humano en cantidad, distribución y calidad”, y recalcó que “según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 70% de las acciones en salud son competencias de la Enfermería, y reconoce a la Enfermería como uno de los pilares de la conformación y estructuración de cualquier sistema de salud”.


“Mientras los países desarrollados del mundo promedian alrededor de 81 enfermeras por cada 10.000 habitantes, Argentina sólo tiene 35 por cada 10.000”, alertó el presidente de la comisión de Acción Social y Salud Pública, y detalló que “esta ley pretender avanzar en esa dirección: aumentar la disponibilidad de recurso humano de profesionales de enfermería en nuestro país, en cantidad como calidad de recursos, lo cual redundará en amplios beneficios para la salud de todos los argentinos”.


“La Argentina ha perdido 200 enfermeros que han muerto por Covid en esta pandemia y agradecerles el esfuerzo que han hecho en momentos en los que ni siquiera teníamos cómo protegernos, y que dieron la batalla”, reconoció el exministro de Salud tucumano. Para finalizar, sentenció: “No hay reforma de salud sin el recurso humano. Hoy avanzamos en este sentido, muchas gracias señor presidente”.

Reforma del sistema de Salud: “Es de lo que habló Cristina”
Yedlin planteó que “no hay reforma de salud en ningún lugar que no deba empezar por evaluar su recurso humano en cantidad, distribución y calidad” y puso en el eje la reforma del sistema de salud, tal como expuso días atrás la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.


La ministra Vizzotti también se expidió en esos términos al considerar “toda reforma del sistema de salud tiene que empezar jerarquizando al recurso humano y vaya si no hay que jerarquizar a los enfermeros y enfermeras, que siempre fueron un pilar del sistema de salud y una vez más quedó demostrado en la pandemia”. Lo propio hizo el Presidente en su alocución.


“Estamos dando un paso muy importante, estamos poniendo en marcha el tratamiento de un proyecto que fue consensuado y que Pablo presentó como presidente de la comisión de Salud en la Cámara de Diputados”, remarcó Alberto Fernández, y destacó los “dos efectos” de la nueva Ley de Enfermería. “El primero, de mejorar la salud en la Argentina. Preparar y capacitar a quienes como enfermeros y enfermeras día a día ayudan en la atención medica que hace a una mejora en lo que reciben los argentinos como tratamiento”, sentenció el Presidente, y subrayó el segundo efecto: “Es un acto de enorme reparación”. 


“Hizo falta una pandemia para que nos demos cuenta lo esencial que es cada hombre y cada mujer que trabaja en el sistema de salud de la argentina”, advirtió Alberto Fernández en su discurso, y apuntó contra el macrismo al señalar que “no hace mucho tiempo el Ministerio de Salud dejo de ser Ministerio y el de Educación quedó desfinanciado y algunos pensaron que esto podía quedar en manos de un mercado que resolvía las cosas que los mercados no resuelven”.


“Hay un punto donde deja de ser negocio atender a alguien, y es allí donde el Estado tiene que estar presente”, afirmó Fernández, y recalcó que “los enfermeros y enfermeras no son empleados administrativos, son mucho más que eso, son personas muy importantes para la salud de todos nosotros y que se han preparado para realizar una tarea para la que hay que prepararse”.


El Presidente felicitó a los enfermeros tucumanos formados en las escuelas de FATSA (Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina) en nuestros Valles Calchaquíes que acompañaron a Yedlin, y arengó: “Eso que hizo el sindicato queremos multiplicarlo por mil”, señaló, dado que “la falta que hace el personal de enfermería es muy grande”


“Valoro tanto este proyecto que multiplica el trabajo de este sindicato y pone al Estado como actor central en este tema”, remarcó, y planteó que “como dijo Pablo, tendremos que ver cómo optimizamos el funcionamiento de todo esto, cómo lo coordinamos, de lo que habló Cristina días atrás en La Plata”.


“El Estado somos nosotros, no es una institución sobrehumana, es el conjunto de todos nosotros y nosotras, un estado que no se ocupa de aquello que le da vida no merece existir y hay muchas razones para que exista”, insistió el titular del Ejecutivo nacional, y reconoció a los trabajadores de salud y especialmente a los enfermeros que han perdido la vida en el marco de la pandemia: “¿Hay muerte más noble que esa?”, los distinguió, y agregó: “Sólo queda mi reconocimiento”


“En memoria de todos esos y porque merecemos ser una sociedad mejor, demos un paso más Pablo, y avancemos en esta ley”, concluyó.


El discurso de Pablo Yedlin

“El sistema de salud argentino tiene grandes fortalezas, somos un país donde la salud es un derecho consagrado en nuestra constitución nacional. El acceso a Salud está garantizado en todo el territorio nacional sin importar la fuente de financiamiento de esta cobertura y nuestros resultados sanitarios en la región de América Latina, indicadores como mortalidad infantil, materna, tasa de donantes de órganos por millón de habitantes, tasa de trasplantes de órganos, son lo suficientemente claros para asegurar que nuestro desempeño como sistema es robusto.

Eso no quiere decir que no tengamos muchos desafíos por delante. Un sistema de salud tan fraccionado requiere un Ministerio de Salud nacional rector de sus políticas sanitarias: gracias querido Presidente por devolvernos el Ministerio de Salud a las y los argentinos, y gracias ministra por el rol fundamental que lleva en este momento tan duro para la salud de los argentinos.

Nadie quiere imaginar cómo hubiéramos atravesado esta pandemia sin esta rectoría clara.

Los sistemas de salud, decía un gran sanitarista, son recursos humanos especializados atendiendo a personas enfermas. No hay reforma de salud en ningún lugar que no deba empezar por evaluar su recurso humano en cantidad, distribución y calidad. 

En este sentido, hoy damos un paso muy importante: según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 70% de las acciones en salud son competencias de la Enfermería, y reconoce a la Enfermería como uno de los pilares de la conformación y estructuración de cualquier sistema de salud.

Este proyecto de ley es el resultado de un sueño compartido por muchos y que desde ya no empieza hoy. La tarea de formación de Enfermería en nuestras universidades públicas y privadas, la formación de enfermeras profesionales por terciarios, sobre todo los del gremio que los nuclea en todo el país, es un trabajo de muchos años.

La reconversión de enfermas empíricas en auxiliares, auxiliares en profesionales y profesionales en universitarias es un esfuerzo compartido en muchas jurisdicciones argentinas.

Quiero destacar la lucha incansable en ese sentido del gremio de FATSA, hoy con la presencia de Carlín West Ocampo y Héctor Daer en este acto, y significar también la presencia en este lugar de 3 de los 54 enfermeros universitarios surgidos de Pueblos Originarios de los Valles Calchaquíes de Tucumán, que por un convenio con el gremio de FATSA y la Universidad Isalud, el gobernador Manzur y el secretario tucumano del gremio, Reneé Ramírez, y que hoy desempeñan tareas en el sistema de salud de Tucumán, vacunando a nuestra población en este histórico operativo de vacunación.

Repito, el sistema de salud de la Argentina tiene grandes fortalezas. Mientras los países desarrollados del mundo promedian alrededor de 81 enfermeras por cada 10.000 habitantes, Argentina sólo tiene 35 por cada 10.000; Argentina se ubica en un punto medio-bajo en América Latina en este número, y la proporción de enfermeros universitarios también es muy baja.

La relación médicos – enfermeras, recomendadas de ‘2 o más’ no supera el 1,2 o el 0,8 según la región del país. El Ministerio de Salud nacional y el Ministerio de Educación nacional entendieron la importancia de este tema apenas comenzada su gestión, señor Presidente: la creación de la Dirección de Enfermería y del programa de Formación de Enfermería por parte del Ministerio de Salud, y el estímulo dado por el Ministerio de Educación a través del INET con su director ejecutivo, Diego Golombek, el coordinador del programa nacional de formación de enfermería (PRONAFE), Gabriel Muntaabski; a las escuelas de formación e enfermería en el país, las becas progresar enfermerias, las miles de mochilas con equipos técnicos repartidas a miles de alumnos y alumnas de todo el país de segundo año de estas carreras, los centros de capacitación y simulación que tuve hace poco la suerte de conocer, son prueba cabal de este entendimiento.

Los resultados ya empiezan a notarse, ya se ha incrementado el número de enfermeros y enfermeras con calificación profesional. Ya se puede observar un crecimiento en el período 2016 – 2019 en la proporción de la categoría de profesionales que podría deberse seguramente a parte de estas políticas. Esta ley pretender avanzar en esa dirección: aumentar la disponibilidad de recurso humano de profesionales de enfermería en nuestro país, en cantidad como calidad de recursos, lo cual redundará en amplios beneficios para la salud de todos los argentinos.

No quiero terminar sin agradecer a la presidencia de nuestro bloque, al diputado Máximo Kirchner, que me alentó en la concreción de este proyecto; lo mismo que a los aportes de Cristina Álvarez Rodríguez, Paula Penacca, Cecilia Moreau y al presidente de nuestra Cámara, Sergio Massa.

Quiero también agradecer, aprovechando la presencia virtual, a todos los ministros de Salud y de Educación de todas las provincias en estos momentos duros que atravesamos; reconocer que la Argentina ha perdido 200 enfermeros que han muerto por Covid en esta pandemia y agradecerles el esfuerzo que han hecho en momentos en los que ni siquiera teníamos cómo protegernos, y que dieron la batalla.

No hay reforma de salud sin el recurso humano. Hoy avanzamos en este sentido, muchas gracias señor presidente”.


El proyecto de la Nueva Ley de Enfermería
https://docs.google.com/viewer?url=https://www.eltucumano.com//adjunto/2021/06/18/2346-D-2021.pdf&embedded=true
DESCARGAR

FUENTE: https://www.eltucumano.com/noticia/actualidad/273852/es-un-acto-enorme-de-reparacion-dijo-alberto-fernandez-del-proyecto-de-nueva-ley-de-enfermeria-de-yedlin?dnd=secciona&src=tit&pos=9&dis=desk