Proyectan obras que llevarán agua potable a mil familias de los valles

Autoridades del Gobierno de Tucumán, la UTN y pueblos originarios de Colalao del Valle y Quilmes firmaron un documento por el cual se gestionarán $85 millones ante la CAF (Banco de Desarrollo de América Latina) para obras de agua potable. Además, se impulsan obras de riego con fondos nacionales y de la ONG israelí Keren Kayemet. “Creo que llegó el momento en que los proyectos dejen de ser el sueño de un funcionario y pasan a ser una construcción colectiva y con esta iniciativa en la que se va a beneficiar a Colalao del Valle lo es”, destacó el ministro de Desarrollo Productivo de la provincia, Álvaro Simón Padrós, ante este plan de obras que beneficiará a unas mil familias de los valles calchaquíes.


“Estamos en una zona árida, el líquido es un recurso escaso y, sobre todo, el agua de riego”, explicó Simón Padrós quien resaltó que estos fondos fueron gestionados por el gobernador Juan Manzur conjuntamente con el Ministerio de Hábitat de la Nación. La reunión se llevó a cabo el viernes en la hostería de Colalao del Valle y contó con la participación del ministro de Desarrollo Productivo, Mariano Fernández, encargado de la secretaría de Relaciones Internacionales; Mariano Hevia, director de Desarrollo Turístico del Ente Tucumán Turismo;  Carlos Domínguez, secretario de mi Pyme y Empleo; Gerardo Morales, delegado comunal; Fabián Soria, decano de la UTN Regional Tucumán; Eugenia Apud, directora de la Unidad Ejecutora para el Desarrollo Productivo; cacique de Quilmes, Francisco Chaile; delegada de base de El Bañado, Myriam Rosas; Laura Liendro delegada de base El Pichao; Antonio Caro delegado de base de Talapaso; Ezequiel González asesor hídrico de la UTN; David Ibarra, comunero de Quilmes; Pablo Costilla, delegado de base de Quilmes Centro; Joaquín Ledesma, asesor del Ministerio de Desarrollo Productivo; Aníbal Comba, sub director de Asuntos Hídricos de la Provincia; Federico Diblasi, jefe de distrito de la dirección de Asuntos Hídricos. También Sergio Rafael Condorí, delegado de base de Quilmes Bajo; Sonia Medina, delegada de base de Colalao y Diego Aguilar, presidente de la Fundación León.

Este documento que se firmó era el requisito formal para que la provincia gestione ante Nación los fondos de la CAF que rondan los $85 millones. A su vez, estos trabajos se complementarán con otras obras hídricas impulsadas por la filial Argentina de la ong Israelí KKL Keren Kayemet,   que es la fundación cuyo creador propició el desarrollo de tecnología hídrica y riego por goteo que hizo el milagro verde en el país de medio oriente.


Tras la reunión, Mariano Fernández, encargado de la Secretaría de Relaciones Internacionales de la provincia, explicó que la búsqueda de consenso se da para poder concretar algo esperado hace tiempo por la comunidad, “no solo proyectos de agua, sino también de la formación y la capacitación de jóvenes que habitan este valle. El 10 de mayo vendrá KKL que forma parte de este proyecto. Harán una parte del sistema de agua y donarán juegos para la plaza de Colalao. Estamos hablando de 85 millones de pesos en inversión que se hará en el tema de agua potable”. 

“Para nosotros es histórico, ya que venimos pregonando con este proyecto hace muchísimo tiempo y hora vamos a dar una solución definitiva a una problemática de agua que venimos transitando hace muchos años. Esto nos da la posibilidad de seguir creciendo como sociedad”, dijo el delegado comunal Morales al salir del encuentro.


Por su parte, el decano de la UTN, Fabián Soria, detalló que a través de Extensión Universitaria y dentro del programa de Responsabilidad Social de la institución se realizó el estudio técnico para la obra hídrica y amplió: “Hoy hicimos la presentación ante la comunidad originaria con el objeto de poder dar una solución muy abarcativa e inclusiva a la zona de Colalao del valle, Quilmes y Ciudad Sagrada. En particular a la primera, que ya tiene un proyecto presto a dar comienzo, que lo hace a través de la fundación KKL y se complementa perfectamente. De tal manera que, va en mejora de calidad del agua y la distribución a más familias”.

 
“Técnicamente permitirá trasformar el agua del rio en agua potable con una red nueva hacia la población de Quilmes, Ciudad Sagrada y Colalao del valle que es donde es más compleja la obra. Hay dos represas muy grandes en la cuales se hará limpieza y excavaciones y después se revistará con una geomembrana de 1500 micrones la cual dará mayor capacidad para absorber el líquido, potabilizarlo y clorificarlo para la comunidad”, explicó detalladamente sobre la obra Ezequiel González, asesor de la UTN.


Para Laura Liendro este proyecto es de alto impacto social: “ Se da en un área de clima muy seco donde sólo llueve tres meses en el año: diciembre enero y febrero. No tenemos agua potable y hay escasez para los cultivos por lo que esta obra es lo mejor que nos puede pasar. Tenemos el agua que embalsamos en dos represas y después mediante canales va a cada casa, donde tomamos la precaución de hervirla para consumo”.


Por su parte, el cacique Chaile ponderó que “en estos tiempos de pandemia y tantas necesidades nosotros tenemos la esperanza de solucionar el problema del agua potable y para riego que se viene postergando hace mucho tiempo por diversas razones. El agua es vida. Con ella se puede sembrar, trabajar y   tener animales (cerdo, vacas, cabras), que es nuestro medio de subsistencia”.


Después de la firma del documento, la comitiva se trasladó luego a la ciudad sagrada de Quilmes, donde realizaron una ofrenda a la Pachamama y visitaron la sala de exposiciones para luego participar de una asamblea con los representantes de cada base comunal. 

FUENTE: https://www.eltucumano.com/noticia/actualidad/272632/proyectan-obras-que-llevaran-agua-potable-a-mil-familias-de-los-valles?dnd=secciona&src=tit&pos=2&dis=desk