“Queremos protocolos que funcionen”: el pedido de los gimnasios tucumanos en cuarentena

El Decreto de Necesidad y Urgencia firmado por el presidente Alberto Fernandez como medida para evitar el aumento de los casos de Coronavirus en Argentina y a la que Tucumán se adhirió, establece el cierre de los gimnasios, y de otros rubros comerciales, hasta el 31 de mayo. Sin embargo, los propietarios de gimnasios y boxes consideran que el cierre no es una medida acertada.


“Nosotros tenemos protocolos que funcionan. Consideramos que la actividad física es esencial para la salud. Sin embargo, hay poco interés por el Estado de difundir la importancia de realizar ejercicios. Ya que te ayuda a mantener una sociedad sana , que podría traducirse en menos salas repletas de terapia intensiva”, cuenta Miguel Palou, propietario junto a Lucas Santillán del Cartel Box y miembro de la agrupación que nuclea a propietarios de gimnasios.


“Creo que Tucumán es la provincia de las grietas. Estas con los comerciantes o con los médicos. Nosotros estamos con la salud de la gente y más que nunca con el personal de salud. Acatamos las normas y creemos que podemos aportar con seriedad y compromisos pero para nosotros cerrar 9 días, es no cobrar durante ese tiempo. Son cientos de familias que viven de esto. No queremos subsidios, queremos protocolos que funcionen y nos permita trabajar”, reclama con énfasis.


Además, Palou cuenta la situación delicada que vive los gimnasios de la provincia. “La actividad física y más en los gimnasios está infravalorado, es un sector informal con una demanda sensible al cambio de precios. A modo de ejemplo, un mes de cuota está al precio de una pizza con una cerveza en cualquier bar. Si subís la cuota la gente deja de ir porque la situación económica es difícil y no consideran esencial el trabajo físico. Además, nuestros costos son altos”.

“Queremos trabajar de manera conjunta. El año pasado, mande al COE mi experiencia en mi gimnasio de un caso positivo exportado precisamente. Un médico se había contagiado fuera del gimnasio y al enterarnos le realizamos hisopados a 11 personas y cerramos el establecimiento por una semana por precaución. No hubo contagio. El protocolo funciona. Sin embargo, cerrar todo no es la solución. La situación es complicada. No vemos un buen panorama a futuro, no vemos luz. Y estamos asustados que vuelva a pasar, ya que no vemos políticas a largo plazo. El sector no está para seguir cerrado.” finaliza.


Y agrega: “El Estado no te ayuda de ninguna manera. No te difunde los beneficios de realizar actividad física de ninguna manera. No les interesa. Estaría bueno que el gobierno abrá una mesa de dialogo con el sector. Este es un pedido desesperado de muchos gimnasios barriales, familiares que no dan para más. El gimnasio es salud y aporta a la comunidad socialmente”. 


Miguel Polou nos cuenta sobre la agrupación de propietarios de gimnasios que pertenece. “Estamos armando a una asociación inclusiva con otros gimnasios como para tener voz y voto. Actualmente existe la cámara de gimnasios pero muchos propietarios no se sienten representadas por ellos”. 

FUENTE: https://www.eltucumano.com/noticia/actualidad/273276/queremos-protocolos-que-funcionen-el-pedido-de-los-gimnasios-tucumanos-en-cuarentena?dnd=secciona&src=tit&pos=2&dis=desk