Álvarez, el mejor y el más buscado

Con el particular estilo que le imprime a un programa tan peculiar como El Chiringuito, Josep María Pedrerol quedó impactado cuando en Madrid vio los goles de la joya de River a Boca. Acaso lo que no sabe el conductor español es que los ojeadores de talentos ya descubrieron al mejor jugador del fútbol argentino bastante antes que él.

Desde el mercado pasado, de hecho, a este talento precoz lo están merodeando clubes como el Milan, el Ajax, el Tottenham y el Aston Villa, a quienes en aquel momento -un poco por la secuelas que la pandemia dejó en el mercado futbolístico mundial y otro poco porque no se decidieron a apostar por una proyección como la que está teniendo- no se decidieron a invertir los 25 millones de euros para llevarse al cordobés que en enero soplará 22 velitas ejecutando su cláusula.

Y si en aquel momento sólo el Orlando City se estiró hasta los u$s 12 millones en un intento que quedó en vano, con el Araña convertido en futbolista de Selección, jugando en un nivel top y protagonizando partidos consagratorios para su corta edad como el del superclásico hoy son muchos más los clubes del Viejo Continente que se sienten atraídos por su presente pero mucho más por su (enorme) futuro.

Son las abejas detrás de la miel. Y argumentos para sentirse tentados no le faltan: Álvarez, el único jugador de campo del ámbito local convocado por Lionel Scaloni y con chances ciertas de estar en el Mundial de Qatar, tiene estadísticas que llaman la atención de los reclutadores, de los entrenadores y de los analistas. Con 19 goles y 15 asistencias en el último año, Julián es el segundo máximo goleador Sub 21 detrás de Erling Haaland (Borussia Dortmund), también el segundo en pases-gol luego de Jadon Sancho (Manchester United) y a su vez con el inglés comparte el privilegio de tratarse de los únicos de la categoría 2000 en adelante en tener más de 15 en ambos rubros en lo que va del 2021.

La caja de resonancia que resultó el River-Boca lo puso en la agenda de los medios italianos, quienes avanzaron con el interés de un Milan que ya lo imagina como el futuro reemplazo del croata Ante Rebic una vez que se jubilen Zlatan Ibrahimovic (40) y Olivier Giroud (35). Aunque antes y después de su señor partido frente a Boca, otros clubes hicieron sus movimientos en penumbras: Inter, Bayer Leverkusen, Borussia Dortmund, Sevilla y -mucho más sigilosamente- hasta el Real Madrid realizaron averiguaciones, llamados, sondeos y acercamientos, muy atentos a su situación contractual (su vínculo con River termina el 31 de diciembre del 2022 y todavía no empezaron las conversaciones para renovárselo).

Todos los potenciales pretendientes tienen en cuenta que, sin pasaporte, el polivalente atacante que se convirtió en un experto en autogestionarse sus goles y al mismo tiempo es dueño de una precisión que asombra (23 de sus 30 remates en el torneo fueron al arco) ocupará una plaza de extracomunitario. Y, un detalle que no es menor en el contexto actual, presumen que, pese al valor de su cláusula, en Núñez podrían llegar a negociarlo por alrededor de 20 millones.

Si bien en su entorno se esmeran en aclarar que «hoy Julián sólo tiene la cabeza en River» y aseguran que no hubo ninguna propuesta formal, los dirigentes ya saben que va ser más que difícil retenerlo después de junio y sospechan incluso que en enero podrían volver a tener novedades sobre una cuestión que, si fuera por sus sentimientos, preferirían postergar.

«Hay un límite para retener a los jugadores y eso es cuando los clubes europeos les ofrecen cobrar sueldos en euros: ahí es imposible retenerlos», reconoció Jorge Brito, el principal aspirante al sillón de D’Onofrio, en el lanzamiento de su candidatura. Y no hay que ser vidente para pronosticar que a Julián, más temprano que tarde, desde el otro lado del Atlántico le van a ofrecer suculentos contratos que por más esfuerzo que haga, la CD de River no va a poder igualar. Todo hace pensar que, en circunstancias en las cuales a los clubes argentinos se les hace imposible frenar la exportación de sus diamantes, el mayor esfuerzo deberá ponerlo en negociar la cifra de venta más alta posible.

Perfil bajo y fútbol alto, Julián es el dueño de una enorme capacidad para hacer goles de película y un jugador de partidos importantes. El mejor de los nuestros. Y también el más buscado.

FUENTE: https://www.ole.com.ar/river-plate/alvarez-interes-milan-clubes-europa-rive_0_2V381QqBu.html