Análisis: la acción pasiva de Messi que se hizo viral

Cuando Pablo Guede dirigió a San Lorenzo en el primer semestre del 2016, el actual entrenador del Tijuana de México solía mostrarles distintos videos al plantel. En uno de ellos se veía a Lionel Messi, en un Barcelona-Real Madrid de unos años antes, que presionaba de manera intensa la salida del rival en los últimos minutos del partido. “Yo no quiero que jueguen como Leo porque es imposible, lo que quiero es que tengan ese compromiso y realicen ese esfuerzo. Para correr no hace falta tener talento. Eso sí lo pueden copiar”, decía, convencido. Hoy, cuatro años después, en las redes sociales se hizo viral un video del último minuto del encuentro Barcelona-Dinamo de Kiev de este martes por la Champions en el que el 10 no presiona a un rival que conduce y avanza con la pelota cerca suyo. La actitud pasiva de Leo despertó críticas y se generó una polémica porque muchos salieron a defenderlo.

De esta forma, otra vez vuelve a ser tema de debate el comportamiento defensivo de Messi. De un lado, sus detractores, denuncian que no corre, que no se compromete para la recuperación de la pelota, que es una muestra de su decadencia… Del otro, sus defensores, afirman que no importa si no ayuda en la marca, que está para otra cosa dentro de la cancha, que dosifica los esfuerzos… En una era donde predominan las grietas, con opinólogos sin diploma especialistas en todos los temas y en redes donde impera la agresividad tan pasional como patológica en lugar de un análisis más racional, Leo sin proponérselo quedó en el medio de un tiroteo de opiniones donde lo que importa es tener razón en forma de likes y retuits.

A sus 33 años se percibe que la experiencia lo lleva a realizar menos esfuerzos cuando su equipo no tiene la pelota. Esa versión del Messi que camina la cancha sí es más fácil de encontrar en estas últimas tres o cuatro temporadas. La cuestión es que un recorrido de mayor intensidad hacia atrás le provocaría un desgaste físico que sería perjudicial para cuando deba activar su faceta ofensiva. Siempre es preferible que un sprint de Leo se dé con la pelota en los pies o pidiéndola en ataque que persiguiendo a un adversario en campo propio. Con más aire y fresco continúa siendo un arma letal, más allá de que últimamente se está transformando de a poco en un jugador más terrenal producto del impiadoso paso del tiempo.

Algo de esto explicaba hace un tiempo Pep Guardiola. El DT catalán, que lo conoce un poquito, habló sobre esto en Catalunya Radio el pasado octubre del 2019. “Las estrellas necesitan correr como cualquier otro jugador. Si no, el equipo no puede hacer frente al rival. Y los entrenadores nos pasamos tiempo intentando convencer a los jugadores de mayor edad de que corran. Si alguien no corre pero marca tres goles en cada partido, lo acepto. Pero nadie hace eso, sólo Messi se acerca”. Y al mencionar a Leo fue consultado sobre la forma física del argentino, por lo que agregó: “En este momento debes pedirle que haga un pequeño esfuerzo. No puede correr por correr, de ninguna manera. Si Leo corriera como en su primera temporada conmigo, se lesionaría cada tres meses”. Poco antes de esa declaración se hizo viral un video en el que Guardiola explica por qué muchas veces se lo ve al 10 argentino caminando en la cancha. 

La acción que se viralizó del partido con el Dinamo de Kiev ocurrió a los 93 minutos de juego y en la imagen ampliada se puede observar que, si bien el jugador que conduce le pasa cerca, los diez jugadores de campo del Barcelona se encuentran bien parados, detrás de la línea de la pelota. Hay un antecedente reciente, y en condiciones más desfavorables, que fue el partido de la Selección Argentina ante Bolivia en los 3.640 metros de altura de La Paz. Iban 33 minutos del segundo tiempo cuando Messi recuperó una pelota sobre la derecha del ataque al advertir un mal control del defensor Bruno Miranda. Leo buscó a Lautaro y el delantero del Inter asistió a Joaquín Correa para el gol. 

En el 2018, en un partido ante el Atlético de Madrid en el Camp Nou, ocurrió una situación parecida a lo sucedido este martes frente al Dinamo de Kiev. Ya en el descuento, el equipo del Cholo Simeone intenta generar un ataque y a Messi se lo ve caminando, sin involucrarse en la recuperación de la pelota. Eso fue hace casi dos años pero aquella actitud no generó ningún tipo de críticas como ahora. 

Claro que el problema se produce si hay otro compañero que adopta la misma actitud de Messi al mismo tiempo. Es decir que elige descansar o dosificar energías en la misma jugada. Eso fue lo que quedó al desnudo en el fatídico partido del Barcelona ante el Bayern Munich por la última Champions. Sí, el humillante 8 a 2. Ante el conjunto de Hansi Flick, Messi y Suárez quedaron expuestos al no presionar la salida del rival. Y el Bayern lo aprovechó para atacar casi siempre con superioridad numérica. Mirá este tuit en donde se observan imágenes de la pasividad de ambos en ese encuentro:

Ese partido le dio la razón a Diego Simeone. El entrenador argentino había declarado un tiempo antes la importancia de la presión colectiva en el fútbol y las dificultades que encuentra un equipo cuando hay individualidades que no se suman a ese trabajo grupal para recuperar la pelota. “Si un jugador no corre, lo podemos compensar. Si son dos jugadores, ahí se pone muy complicado. Y si son tres, perdés, listo”, resumió el Cholo hace un año en una entrevista con la TV argentina. 

FUENTE: https://www.ole.com.ar/tactica/messi-presion-video-analisis_0_ahi9IEs7f.html