Gallardo, un mes y medio sin poder armar su 11 ideal

La última vez que Marcelo Gallardo pudo poner a su 11 ideal desde el arranque fue el 28 de julio, hace un mes y medio, en la goleada 3-0 a Lanús de visitante. Aquel partido fue el tercero consecutivo en el que el Muñeco puso el mismo equipo contando la gran victoria a Argentinos en La Paternal por la vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores y el posterior triunfo aplastante frente a Unión en el Monumental. Nueve puntos sobre nueve, nueve goles a favor, ninguno en contra, el funcionamiento legendario de este ciclo: ese pequeño tramo en el arranque del semestre fue el único en el que River encontró una regularidad en juego y resultados.

Y evidentemente no es casual que aquella haya sido la última ocasión en la que el entrenador tuvo disponibles a todos sus mejores hombres: a partir de allí siempre debió tapar huecos. A veces demasiados, como en la última doble jornada en la que tuvo que recurrir a dos y hasta tres volantes centrales para ubicarlos como zagueros; a veces un poco menos; en alguna ocasión por venta al exterior, en otras por convocatorias a las selecciones y en la gran mayoría, por lesiones.

Así fue como este lunes la gran noticia que significó el alta médica para dos piezas claves como Franco Armani y Matías Suárez, recuperados de sendas sinovitis de rodilla, debió estar contrastada con la pálida de la confirmación de las lesiones musculares de grado uno de Milton Casco y Felipe Peña Biafore, ambos tocados en el isquiotibial izquierdo durante el entrenamiento del sábado pasado. Dos de cal y dos de arena en esta manta corta que no puede terminar de acomodar Gallardo y que representa un problema que viene de arrastre.

Armani, que había sido desafectado de la Selección antes del partido con Bolivia, es una fija para ocupar el arco este miércoles en Rosario contra Newell’s. En el caso de Suárez, que venía algo más retrasado en la puesta a punto y cuyo puesto requiere otro despliegue físico, habrá que esperar hasta última hora para ver si va de arranque o no: contra Independiente había formado parte de la convocatoria y terminó sin ir siquiera al banco porque la rodilla volvió a molestarle en la previa.

Aún con el alta de dos puntales en las dos áreas, que se suman a Angileri -recuperado del desgarro que sufrió en la vuelta vs. Mineiro-, el Muñeco no podrá tener a todos a disposición por haber perdido en Casco a uno de sus hombres de confianza y en Peña a la que acaso haya sido la única buena noticia de los partidos vs. Sarmiento e Independiente además de los cuatro puntos sobre seis que sacó el CARP en ese contexto.

Perdió a Casco, quien se había adueñado del lateral derecho (prensa River).

Perdió a Casco, quien se había adueñado del lateral derecho (prensa River).

on un recambio muy corto en jerarquía más que en cantidad, cada ausencia pesa demasiado para un River que en lo que va del semestre sufrió por lesiones musculares en 11 jugadores (Fontana, Rojas, Montiel, Suárez en dos oportunidades, Carrascal, Maidana, Angileri en dos ocasiones, De la Cruz en otras dos, Armani y ahora Peña -segundo desgarro- y Casco), además de una baja por la fractura del antebrazo derecho de Pinola, otra por la miocarditis de Ponziocinco por convocatorias a las selecciones sudamericanas (Armani, Julián Álvarez, Martínez, Rojas y Paulo Díaz) y una más, ya definitiva, por la venta de Montiel al Sevilla. Es demasiado.

Y el entrenador deberá prepararse para lo que viene: este lunes quedaron confirmadas las fechas para la próxima triple jornada de Eliminatorias y el Muñeco sabe que no podrá contar con sus seleccionados en la visita a Banfield el 9 de octubre y que si los quiere usar el 17 frente a San Lorenzo habrán completado uno o a lo sumo dos entrenamientos desde sus regresos.

Sí, aún con un solo torneo por delante Gallardo sigue teniendo que armar rompecabezas para formar el equipo y el juego contra Newell’s no será la excepción, aunque sí recuperará a varios titulares: por Casco deberá jugar un Vigo que aún no hizo pie y si Suárez no llega óptimo recurrirá a Álvarez. Recién contra Boca, el 3 de octubre, el deté podría llegar con todos sus jugadores disponibles (además de Casco y Peña, a Maidana le queda una semana y a Pinola, tres) para poner su mejor 11, ése que apenas pudo utilizar tres veces en un semestre accidentado.

Aunque claro, en el medio no debería tener más bajas. Y eso, en este escenario, parece muy difícil de asegurar con tanta anticipación…

El posible 11 vs. Newell’s

Franco Armani; Vigo, Paulo Díaz, David Martínez, Fabrizio Angileri; Bruno Zuculini, Enzo Pérez, De la Cruz, Jorge Carrascal; Braian Romero y Julián Álvarez.

FUENTE: https://www.ole.com.ar/river-plate/gallardo-river-titulares-lesion-equipo_0_AMtUdHqlq.html

Por favor acceder para comentar.