Cómo funciona el sistema robótico que cambia de forma según la tarea que le piden

Los robots tienen ojos, manos, piernas, a veces alas como de pájaro, en ocasiones se arrastran como una serpiente. Los autómatas incluso aprenden a reflexionar y a ser creativos, tal como vimos acá. Siguiendo el adagio bíblico “a imagen y semejanza”, el ser humano se postula a sí mismo como referencia cuando calza el traje de creador. Ahora bien, ¿la bioinspiración puede ser en cierto sentido restrictiva y limitante? En otras palabras, ¿esa fuente achica el panorama para la evolución de las máquinas?

La pregunta es: ¿por qué debería un robot inspirarse solamente en las formas humanas, teniendo la posibilidad de adoptar cualquier fisonomía imaginable?

Investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts proponen abrir el espectro con un nuevo diseño que se aleja del biomimetismo y que prevé una mayor flexibilidad para los desarrollos. El ingenio emerge de CSAIL, la división del MIT especializada en computación e inteligencia artificial. Según explican los especialistas, crear robots con habilidades humanas o animales requiere un delicado equilibrio entre diseño y control, obligando al desafío de enseñar a las máquinas una eficiencia que en los seres vivos insume siglos de historia evolutiva.

El trabajo liderado por Xie Ju, investigadora del MIT y autora principal del estudio, no es un robot tangible sino un programa que optimiza la forma de un manipulador robótico para que se adapte a diversas tareas.

“Con estas herramientas de simulación, no necesitamos evaluar el diseño fabricándolo y probándolo en el mundo real. A diferencia de los algoritmos de aprendizaje por refuerzo que son populares para la manipulación, pero que son ineficaces para los datos, el simulador permite el uso de métodos potentes basados en gradientes, que es la variación de una magnitud en función de la distancia. No sólo encontramos mejores soluciones, sino que también las encontramos más rápido. Como resultado, podemos puntuar rápidamente el diseño, acortando así significativamente el ciclo de diseño”, explica Ju.

El sistema propuesto por la investigadora se asemeja a RoboGrammar, un software del que hablamos anteriormente en TN Tecno. Tal como nos dijo el creador de ese método, el investigador Allan Zhao, aquel es un programa que recibe información sobre el terreno y las partes disponibles para diseñar un robot y en base a esas variables crea un modelo. El sistema combina las secciones de acuerdo a reglas establecidas y las prueba en una superficie simulada.

Simulaciones camaleónicas

La propuesta de Ju es establecer un método para optimizar computacionalmente la forma y el control de un robot para tareas específicas. En la práctica, tal como vemos en el video que abre este repaso, el software mueve el diseño del manipulador de acuerdo a la forma del objeto con el que interactúa y con la tarea que debe realizar. Finalmente proporciona una puntuación de la eficiencia para, ulteriormente, evaluar la viabilidad de ese diseño.Play Video

El software parte de una suerte de jaula deformable que cambia de forma de acuerdo a las tareas a realizar. Los investigadores comparten un ejemplo de su experiencia en el laboratorio: para probar la funcionalidad del sistema, crearon un dedo robótico para voltear una caja apoyada en el suelo; esa estructura se optimizó en forma automática mediante un algoritmo para alterar la forma de ese dedo, enganchar la superficie posterior de la caja y entonces conseguir el objetivo planteado.

El secreto de esta innovación es la mejora en el proceso de diseño, de acuerdo a las tareas que se le asignen a un robot. La idea es alterar la geometría de un objeto, para que éste sea más eficiente. Tal como nota Ju, en el futuro prevén extender los alcances de este sistema para optimizar manipuladores en forma simultánea.

La investigadora, que anteriormente trabajó en interfaces humano-computadora como sensores conectados a la piel, fue elegida este año entre los 35 principales innovadores menores de 35 años, destacándose en una lista de 500 nominados.

FUENTE: https://tn.com.ar/tecno/novedades/2021/07/24/como-funciona-el-sistema-robotico-que-cambia-de-forma-segun-la-tarea-que-le-piden/

Un comentario en «Cómo funciona el sistema robótico que cambia de forma según la tarea que le piden»

  • el agosto 23, 2019 a las 8:00 am
    Enlace permanente

    Müllsäcke, Abfallsäcke alle Sorten.
    Gewebesäcke. Kartoffelsäcke. Laubsäcke.
    Raschelsäcke. Zwiebelsäcke.
    Spänesäcke.

    Hochwertige Waren vom Produzent. Fabrikverkauf.
    Versand am gleichen Tag aus Frankfurt. Bis 95 % günstiger als auf dem Markt.

    Arbeitshandschuhe und Vieles mehr.

    Info auf: http://folmaxx.top/

    Mit freundlichen Grüßen

Por favor acceder para comentar.