Qué tan fácil es armar un teléfono inteligente

El mundo está viviendo una evolución tecnológica día a día, y no es extraño que aparezcan personas con grandes habilidades en el mundo de los celulares y la programación. En nuestro país es frecuente que haya casas de arreglo para teléfonos inteligentes, pero, ¿es posible que alguien fabrique su propio smartphone?

La respuesta concreta -y bastante teórica- que les podemos dar es sí, pero realizarlo trae muchísimas complicaciones que derivarán en un producto notablemente peor que los que aparecen en el mercado.

Lo cierto es que si uno se quiere aventurarse en un proyecto personal para construir su smartphone, puede hacerlo. La idea de fabricar un smartphone por nuestra cuenta para ahorrar dinero respecto a lo que venden los fabricantes sí que está completamente fuera de lugar.

¿Cómo se puede hacer? Lo primero que se debe hacer es buscar -ya sea por Internet o en distintos comercios que venden productos electrónicos- los diferentes componentes que son parte del teléfono celular para luego comenzar con la tarea de ensamblado.

Componentes de un smartphone

  • Batería: Su rol es indispensable dentro de un teléfono inteligente porque es la que suministra la energía con la que funciona. Hoy la mayoría de smartphones vienen con una batería que puede recargarse desde el interior del teléfono celular, con un adaptador AC. Su vida útil depende de su tamaño y su potencia.
  • Tablero de circuitos: Forma parte de la estructura interna del celular, y permite que todas las partes se comuniquen entre sí, logrando que el teléfono pueda funcionar. El procesador de señal digital del tablero de circuitos puede operar 40 millones de instrucciones por segundo y funciona como un conductor para los cálculos de manipulación de señal de una manera muy veloz.
  • Memoria flash y circuitos ROM: Son parte del tablero de circuitos del teléfono celular, y sirven como área de almacenamiento. Almacenan las opciones de personalización del equipo, así como el sistema operativo. Las secciones de energía y radiofrecuencia del tablero de circuitos funcionan para recarga y manejo de energía.
El circuito interno de un smartphone es una de las partes más importantes para que el dispositivo funcione bien. (Foto: Pexels).
  • Microprocesador: Se encarga de realizar todas las tareas que serán efectuadas por el área del teclado y pantalla del teléfono celular. Se enfoca en las señales de control del teléfono (aquellas que llegan y son enviadas a la estación base) y las opciones de comando. Ayuda a interconectar todas las funciones principales del teclado.
  • Circuito integrado: Se encuentran ubicados dentro del móvil, específicamente, en el tablero de circuitos y permiten realizar una gran cantidad de funciones.
  • Antena: Capta, intercepta y amplifica las señales de la red. Establece las comunicaciones en los Smartphones, y permite que el teléfono celular se conecte a la red celular. Hay dos tipos de antenas disponibles: externa e interna. Las externas sobresalen del teléfono, mientras que una antena interna, que es más actual, está integrada en el celular.
  • Pantalla: Por lo general son de cristal líquido o de LED, y representan la interfaz de comunicación con el usuario, permite visualizar todo tipo de aplicaciones y funciones del móvil. Los smartphones más modernos cuentan con pantallas HD sumamente resistentes.
  • Micrófonos y altavoces: Permiten a un usuario de teléfono celular hablar y escuchar a la gente en el otro extremo de la línea. La mayoría de los teléfonos también incluyen un segundo altavoz y micrófono para que el usuario pueda utilizar el teléfono móvil como manos libres.
La mayoría de los teléfonos inteligentes tienen dos altavoces y dos micrófonos. (Foto: Pixabay).
  • Componentes adicionales: Antenas WiFi para comunicación a internet, dispositivos GPSgrabadores de audio, tarjetas de memoria para el almacenamiento de datos, entre otros agregados para facilitar el uso del dispositivo.

Problemas que pueden aparecer

  • La economía de escala: Una de las grandes ventajas de las que disfruta un fabricante es la rebaja del coste de fabricación a medida que se aumenta el número de unidades fabricadas. Cuanto más fabriques, más barato costará fabricar cada celular. Al fabricar un smartphone necesitaremos un solo repuesto de cada componente, lo cual nos saldrá mucho más caro que a una empresa.
  • El rendimiento: Es imposible que una sola persona pueda igualar el trabajo de un equipo completo. Podríamos incluso juntar varias personas, pero aún así seguiríamos en clara desventaja respecto a un fabricante. Por más potente que fuese el hardware, no alcanzaría nunca el rendimiento de un gama alta.
  • Desarrollo del teléfono. No todo es compatible con todo, y puede que nos encontremos con serios contratiempos con todo ya ensamblado por fallos en la compatibilidad. No es solo un problema de hardware, luego hay que conseguir que todo este se pueda entender con el resto del teléfono, y no es una tarea para nada fácil.
  • Diseño: Al ensamblar nosotros mismos nos enfrentamos a algo en lo que nunca podríamos competir decentemente. Es probable que, al no tener los recursos de los gigantes, no se aprovechen los espacios y resulte en un smartphone más grande de lo común.

En conclusión, es posible hacer un teléfono inteligente con nuestros propios medios, lo que no es posible es igualar los smartphones que nos venden las grandes empresas. Probablemente logremos un producto con poca potencia o con una batería de poca duración.

FUENTE: https://tn.com.ar/tecno/novedades/2021/08/02/que-tan-facil-es-armar-un-telefono-inteligente/

Por favor acceder para comentar.