Cada vez más coquetos: la exigencia de los hombres en la peluquería

Los hombres son más exigentes que las mujeres en la peluquería y estos son sus cortes preferidos.

La clientela masculina aumentó y sigue creciendo en estos últimos años. Por eso, los peluqueros se concentran especialmente en la personalización y el vínculo con el cliente masculino. Respecto a lo primero,  lejos de querer imponer modas o criterios propios y arbitrarios, los nuevos profesionales del pelo transformaron los salones en centros de belleza integral con asesores personales al servicio de lo que quiere el cliente.

Ya no son sólo las mujeres quienes llegan a la peluquería con la idea de lo que quieren hacerse en el cabello, sino que también los hombres llevan imágenes en su celular para mostrarle al peluquero que quiere hacerse. Además, consumen productos como shampoos especiales para mejorar la textura, aceite de almendra para el brillo y la suavidad y lo más pedido por supuesto el famoso gel para mantener el cabello levantado. A eso se le agrega el cuidado de la barba y el hecho de que son muy puntuales a la hora de mantener el corte y la mayoría asiste cada quince días.

Los cortes ganadores

Imagen relacionada

La americana completa con un mechón que va desde la cúspide hasta la coronilla es hoy, sin duda alguna, el corte estrella entre los varones de la franja de veinte y cuarenta años. Especialistas aseguran que es un furor, hasta en los más chiquitos.

Entre los adolescentes, abunda el desorden

Sin embargo, en el caso de los adolescentes, la tendencia va hacia el caos: no les interesa lavarse el pelo ni peinárselo. Lo dejan al natural, se levantan y no se miran al espejo.

Resultado de imagen para corte desmechado corto hombre adulto

Por último, los que tienen más de cuarenta piden desmechados cortos y prolijos que les permitan adecuarse a todas las ocasiones.

Resultado de imagen para corte barba 2017

Respecto de la barba se usa mucho el degradé que va corto desde las orejas y crece hacia abajo. Es una barba hiperprolija, delineada tanto como las cejas de las mujeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.