Ríos, cascadas y paraísos ocultos de Tucumán

Agua! ¡Y mucha! El verano tucumano viene potente, con temperatura que roza 40 °C en los peores días y que amenaza con continuar el ascenso al rojo más rojo del termómetro. Tucumán es un horno en esta época del año, lo más cercano al sol, más que Mercurio y mucho peor que la oleada de memes que inundan las redes sociales.
Y si bien en la provincia es difícil hablar de olas, existen una serie de lugares hermosos para refrescarse y sentir como los 40° se transforman en 20°, parajes para mojar las patas y hasta para nadar y sumergirse. Nada que envidiarle a la costa atlántica.
A continuación te presentamos una selección de joyas turísticas, cnocidas y no tanto, para no tener que recurrir a medidas desesperadas contra el calor, como agarrar el celular y buscar entre los contactos algún conocido con pelopincho o mandarse al monte en busca de algún arroyo o hilito de agua que sirva para paliar, quizás, el fenómeno más temido y cruento de la provincia: “la calor” tucumana.

Aguas chiquitas – Tafí Viejo

Está cerca del Dique Celestino Gelsi en el Cadillal. Se ingresa por la Ruta Nacional N° 9 hasta pasar la represa. Allí se encuentra la reserva de aguas chiquitas, desde allí hay dos formas de llegar hasta las cascadas: Una es por el río y la otra es por los filos de los cerros y que lleva alrededor de una hora y media.

Salto de los Pizarros – La Cocha

Para llegar a esta cascada es necesario emprender una caminata de una hora. Sus aguas cristalinas forman un piletón inmenso de casi 50 metros de diámetro, verde y transparente donde te podrás bañar. 

Cascada del Río Noque – San Javier

Este se encuentra en la reserva natural “Parque Sierra de San Javier” a 11 kilómetros de San Miguel de Tucumán y se accede siguiendo por la ruta que lleva a La Sala.

El Remate – Amaicha del Valle

Queda a 9 kilómetros del centro de la comuna, a unos 2.300 metros sobre el nivel del mar. Se puede acceder a través de agencias de turismo que hace traslados o a pie, pero esta última implica un gran estado físico.

Cascadas de Villa Padre Monti – Burruyacú

Se llega por la ruta provincial 305 y luego se continua por un camino enripiado. Para llegar a la cascada, lo mejor es seguir el arroyo en contra de la corriente. 


Cascadas de Rumi Punco – La Cocha
Escondido entre montañas, la cascada de Rumipunco se encuentra ubicada al sur de La Cocha. Se accede a través de la Ruta 38. Una vez en el pueblo, se debe recorrer tres cuadras por la calle General Perón. En la intersección con la Avenida Fernando Riera se gira hacia el oeste, unas 20 cuadras después donde funcionaba la estación. En ese punto, hay que estacionar el vehículo y ascender a pié al terraplén y recorrer 4.800 metros, sobre el talud, hasta la boca del túnel. 
Para llegar hasta la cascada debemos caminar a través de las construcciones, una vez finalizado este tramo llegaremos a un valle en el que se encuentra el río. Siguiendo el cauce de este encontraremos la caída.

Dique El Sunchal – Burruyacú El dique se encuentra en El Sunchal, Burruyacú. Para ingresar se debe manejar por la Ruta Provincial 305 hasta, pasar el Río Medina y el Club Tranquitas. Hay un camping ideal para pasar tiempo en familia.

Balneario La Toma – Tafi Viejo

El balneario está entre cerros, selva subtropical y un río de montaña. Se encuentra al pie del cerro Taficillo y es un ideal para visitar ya que cuenta con merenderos, asadores, cuatro quinchos y baños públicos. 

Río Loro – El Cadillal

Sus aguas son el resultado de la filtración del dique y es un punto irresistible para los tucumanos. 

Mirador del Río

Se encuentra ubicado en el departamento de Monteros, en el kilómetro N° 20 de la Ruta Provincial 307, camino a Tafi del Valle. Desde allí se podrá contemplar la belleza natural de la provincia, atravesada por el río Los Sosa.

¿Te gustó alguno de los lugares? Si es así, te dejamos un mapa interactivo para que no te extravíes en el trayecto:

fuente: https://www.eltucumano.com/noticia/libre/260710/rios-cascadas-y-paraisos-ocultos-de-tucuman

Por favor acceder para comentar.